Ecografía

La ecografía es una técnica de imagen que no utiliza radiaciones ionizantes sino ondas acústicas de alta frecuencia (ultrasonidos).

 

El radiólogo realiza el estudio mediante una «sonda» que emite estos ultrasonidos, imperceptibles para el paciente, y recoge el «eco» que estos producen en los órganos estudiados que se traducen en imágenes. Los ultrasonidos utilizados no producen ningún daño a adultos, niños o embriones.

 

El desarrollo de esta tecnología ha sido enorme en los últimos años; inicialmente se utilizó para el control de los embarazos, precisamente por no ser peligrosa; pero en la actualidad sus aplicaciones son múltiples en el estudio de la patología tanto de vísceras abdominales, como de músculos, estructuras vasculares …

 

Generalmente la ecografía se realiza colocando un gel acuoso que sirve de contacto con la sonda que utiliza el médico, el cual visualiza las imágenes en un monitor.

 

El doppler es un tipo especial de ecografía, que siguiendo los principios generales de la ecografía añade la posibilidad de ver y estudiar el movimiento de la sangre, por lo que se utiliza para estudiar arterias, venas y la vascularización de órganos.

 

La ecografía además en numerosas ocasiones sirve como guía para realizar punciones y biopsias para el estudio de enfermedades, incluso para realizar drenajes de colecciones.

Ecografía Sabadell